Ante la extraordinaria situación que se vive estos días en nuestro país, y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias para minimizar el riesgo de contagio por COVID -19 (Coronavirus) queda suspendida la salida procesional programada para el próximo Sábado de Pasión, 4 de abril de 2020.

Aún siendo el culto público uno de los principales fines de la Cofradía, no es el único, por lo que, arropados por nuestra fe en el Señor, debemos permanecer unidos en oración por toda la humanidad.

Sin duda, esta decisión, tomada este año, que era especial por el gran esfuerzo acometido para la reorganización de la cofradía, provoca decepción personal por no ver cumplidos nuestros anhelos, pero como creyentes y personas de fe aceptamos la voluntad de Dios poniendo todo lo que esté en nuestra mano para contener la propagación de esta pandemia. Lo hacemos exhortados a ello desde las administraciones civiles y autoridades eclesiásticas.

Confiamos y creemos que Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de los Dolores librarán cuanto antes al mundo de todo mal.