El delegado diocesano de religiosidad popular, hermandades y cofradías, D. José Antonio Martínez, se ha dirigido, a través de una carta circular , a todas las hermandades y cofradías de Semana Santa. Explica que el Arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves, “sigue estando muy cerca de vosotros, interesándose por nuestras cofradías y rezando por cada uno de sus miembros.”

En su misiva, firmada hoy 27 de enero, indica que “aún estamos sufriendo las consecuencias de la COVID19, teniendo que obedecer escrupulosamente las normas de las autoridades sanitarias por el bien de cada uno de nosotros y de todos los que nos rodean, especialmente nuestros familiares.”

Ser piedras vivas

Martínez recuerda a todos los cofrades que son “parte de la Iglesia y os toca “ser” piedras vivas que expresan con las obras –la oración y la caridad– lo que bellamente tantas veces manifestáis en la vía pública con las procesiones y las estaciones de penitencia.”

El delegado de Hermandades subraya que la situación actual “vuelve a obligar a vivir la Semana Santa de manera distinta a la que siempre hemos hecho. Como el año pasado, tendremos Semana Santa, viviremos los misterios de la pasión, muerte y resurrección del Señor en nuestros templos y en nuestros hogares; pero, por motivos de seguridad, no podremos salir a la calle y hacer la manifestación catequética y pública de nuestra fe mediante las procesiones.”

Se suspenden las procesiones

D. José Antonio Martínez informa que “después de consultarlo, el Sr. Arzobispo ha decretado suspender todas las procesiones de Semana Santa programadas.”

Se pude descargar la carta del delegado de hermandades y cofradías pinchando aquí.