Mons. Francisco Cerro Chaves, Arzobispo de Toledo, dirige una carta pastoral a todas las hermandades y cofradías diocesanas, con motivo de la Cuaresma.

Este documento episcopal lleva por título “Siguiendo sus huellas” e incluye un Via Crucis y un Vía Lucis en orden a su celebración durante el tiempo cuaresmal y pascual, respectivamente. Las meditaciones, en ambos ejercicios de piedad, han sido elaboradas por don Francisco Cerro.

La carta pastoral se puede descargar pinchando aquí.

Los pilares fundamentales de las cofradías y hermandades

Se trata de una carta pastoral en la que se subrayan los pilares fundamentales de la vida de las cofradías: la formación, el culto y la caridad; analiza el proceso de renovación de los estatutos de estas asociaciones de fieles; invita a incrementar el espíritu de comunión eclesial con la archidiócesis y con la Iglesia universal; dirige la mirada a la procesión de las procesiones, el Corpus Christi; y recuerda el Año de San José, al que el Sr. Arzobispo ha dedicado también una carta específica titulada “San José del Evangelio, ruega por nosotros”.

En estos días, la carta llegará a las parroquias y a todas las hermandades y cofradías de la Archidiócesis. Con ello, don Francisco Cerro anima a los sacerdotes, vida consagrada y laicos a seguir trabajando en este amplio sector del apostolado seglar, intensificando su misión en la Iglesia.

En la carta se indica, también, la importancia del trabajo de las hermandades y cofradías durante el tiempo de pandemia. La labor realizada está siendo “la tabla de salvación de muchísimas familias”, siendo un signo de esperanza para toda la sociedad.

Se puede descargar la síntesis de la Carta Pastoral en este enlace.